¿HAS PERDIDO TUS DETALLES?

CREAR MI CUENTA

NUESTRA ESCUELA

Somos la Escuela Teresita Espinoza Bach (TEBACH), de investigación floral y formación de Terapeutas Florales, fundada en 1995 por la Maestra y Sintonizadora Floral Teresita Espinoza Woters. Como Escuela nos destacamos en la ayuda social y humanitaria, lo que nos ha permitido seguir avanzando en la exploración de la conciencia humana. Contamos con una red de profesionales con presencia en establecimientos educacionales y de salud de Chile. Nuestra experiencia internacional nos permite estar a la vanguardia floral a nivel mundial, entregando las nuevas herramientas de la época XXI a los estudiantes de TEBACH.

MISIÓN

Formar Terapeutas Florales del futuro, basándose en la responsabilidad, ética y conocimientos de vanguardia adquiridos a través de la experiencia vivencial y práctica profesional.

VISIÓN

Expandir la Terapia Floral a nivel latinoamericano, proponiendo una nueva mirada de abordaje en la salud y en la enfermedad. Entregando esperanza y claridad erradicando temores, inseguridades e incertidumbres.

INVESTIGACIÓN

Hemos desarrollado los sistemas Florales de la Cordillera de los Andes trabajando, tanto en nuestro país, como en múltiples organizaciones mundiales que nos invitan a pertenecer a sus redes de sanación. Desde sus inicios, la Escuela ha desarrollado numerosos trabajos de investigación en consultorios y colegios municipales, los cuales demuestran una aplicación exitosa de las Terapias Florales en la población. Algunos temas ya estudiados son Depresión, Déficit Atencional, Diálisis, Contaminación Electromagnética; Traumas Infantiles y de Adultos; Partos y Post Partos; Terapias Intensivas; Tanatología ; Cáncer en niños; Trastornos del Sueño; Crisis de Pánico, entre otros. Nuestra Escuela ha dado un paso importante en la tabulación del trabajo terapéutico investigativo creando una alianza estratégica con la Asociación Nacional de Terapeutas Florales “Radiata A.G” permitiendo avanzar a pasos agigantados en el trabajo revolucionario del Dr. Edward Bach.

SUBIR